¿Hacia una “nueva humanidad”? el mundo post Covid-19

Muchos expertos han señalado que la pandemia podría cambiar el orden social y económico de lo que conocíamos hasta hoy. ¿Qué nuevos comportamientos y formas de actuar se vislumbran en este cambio de paradigma?


Aunque aún podría ser prematuro hacer predicciones sobre las consecuencias que traerá el coronavirus en materia de comportamiento, pensamientos y hábitos humanos, ya se vislumbran algunas respuestas, principalmente, gracias a múltiples análisis y observaciones realizadas por expertos en diversas áreas del conocimiento, que recopilamos a continuación.


La humanidad como un todo

Las palabras de Lise Kingo, CEO y Directora Ejecutiva del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, resumen a cabalidad el concepto de ayuda mutua que ha despertado un sentimiento de solidaridad sin precedentes entre las personas a raíz de la crisis:


“La pandemia de la COVID-19 nos ha enseñado una importante lección sobre nosotros mismos como comunidad humana: estamos interconectados y somos interdependientes los unos de los otros en formas en las que nunca nos habíamos planteado. La salud y el bienestar de uno mismo depende de la salud y el bienestar de todos, y el mismo principio se aplica más allá de las fronteras y regiones. De hecho, nuestra salud colectiva define la salud de las empresas y las economías dentro y a través de las naciones. Esta nueva conciencia ha dado lugar a un sentido de solidaridad e interdependencia que particularmente me ha conmovido. Claramente, se ha puesto de manifiesto que nos preocupamos los unos por los otros”.


Desarrollo sostenible

Las imágenes cada vez más dicientes sobre el “respiro” que está teniendo la naturaleza a causa del confinamiento humano nos muestran que el desarrollo no se puede seguir dando a cualquier precio. De hecho, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) manifestó recientemente que “la pandemia de coronavirus es una oportunidad para construir una economía que preserve la salud del planeta, a partir de modelos de producción y consumo más limpios y sostenibles”.


En ese sentido, y aunque según la ONU, las emisiones de gases de efecto invernadero han disminuido y la calidad del aire ha mejorado a raíz de las medidas de contención de los Gobiernos frente a la pandemia de COVID-19, “sólo las transformaciones sistémicas a largo plazo cambiarán la trayectoria de los niveles de CO2 en la atmósfera. En el período poscrisis, cuando se diseñen paquetes de estímulo económico que incluyan infraestructuras, existirá una oportunidad real de satisfacer esa demanda con planes sostenibles de inversiones en energía renovable, edificios inteligentes, transporte público limpio, entre otros”.



La consolidación del teletrabajo

Varios expertos han comparado el modelo de trabajo que se ha desencadenado como producto de las cuarentenas por Covid-19 con las “startups”, ya que se está desarrollando una increíble capacidad de adaptación a los cambios de última hora y a adelantar proyectos a partir de metodologías modernas. De ahí se espera que los patrones laborales de miles de empresas existentes cambien.


Los análisis realizados por la Universidad de Antioquia, en Colombia, coinciden en afirmar que ante el mayor experimento de teletrabajo jamás visto, empleados, empleadores, sindicatos y gobiernos deberán enfocarse en los retos legales, de salud y de seguridad informática que se imponen. Además de ello, es preciso enfrentar la que quizás es la mayor barrera para la implementación de este mecanismo: la cultura organizacional inflexible que impera, sobre todo, en los países de América Latina.


Así mismo, según la institución, “es necesario que se establezcan horarios claramente diferenciables entre las rutinas domésticas y las familiares; se considere la asincronía para reducir las reuniones innecesarias en tiempo real y se seleccionen herramientas tecnológicas pertinentes al tipo de comunicación o tarea que se requiera”.



Webinars y eventos online

Según Pepe Cerezo, especialista en estrategia y negocios digitales, y conferencista de la Cumbre Latinoamericana +Cartagena 2019, “uno de los impactos más rápidos y evidentes de la pandemia ha sido la suspensión de todos los eventos presenciales. Al igual que en la industria de viajes, el tráfico hacia los sitios de ticketing on line se desplomó a principios de febrero, coincidiendo con la expansión de la epidemia en Europa”. Así mismo, según Comscore12, esta tendencia se aceleró aún más a finales de ese mes.


La situación actual ha obligado a la industria de los eventos a replantearse a partir de la tecnología. Según doppler.com, entre las acciones que han emprendido los profesionales se encuentran la redefinición de objetivos (teniendo en cuenta que de manera online se puede incluso llegar a más personas), la selección de un software de streaming de calidad, la promoción del evento a través de e-mail marketing, social media, Google Ads, entre otros medio. Así mismo, la realización de alianzas para la difusión y realización del evento, y el asegurar los mecanismos para que el público pueda interactuar (hashtag, encuestas, preguntas en vivo) se hace fundamental para el éxito de estas iniciativas.


No obstante, según Cerezo, aunque la mayoría de grandes eventos puedan suspenderse y los formatos online se consoliden, los eventos presenciales no desaparecerán, ya que el valor añadido que aportan trasciende el contenido de las sesiones: “Las relaciones interpersonales, los corrillos y el contacto entre profesionales seguirán siendo fundamentales. Será buen momento, sin embargo, para repensar los formatos, sobre todo en el ámbito local y especializado”.



E-Commerce, a la orden del día

A futuro, el comercio electrónico cobrará aún mayor importancia como medio transaccional y además, como herramienta de reactivación económica para muchas empresas. Así mismo, será el canal ideal para que los consumidores puedan realizar sus compras sin arriesgar su salud. Así lo indica la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico.


Según los expertos, los usuarios que se volcaron al comercio electrónico ya conocieron sus ventajas y mantendrán el hábito una vez terminada la cuarentena. Y si a eso le agregamos que el Covid-19 se quedará un buen tiempo entre nosotros, se pueden destacar, entre otros, beneficios para las empresas tales como mantener el flujo de la actividad comercial y generar ingresos para subsistir, así como evitar desperdicios y posibles pérdidas dando salida a productos en stock. Del mismo modo, el e-commerce abrirá una importante fuente de empleo tanto para sectores comerciales y de servicios, como para productos esenciales.



La reinvención de los medios de comunicación

Dado que todo apunta a que el mundo post covid será más digital y menos físico, y que el sector ya venía mostrando una serie de tendencias hacia lo online, los estrategas de los medios de comunicación tendrán un gran reto en esta era post covid, ante la crítica situación económica en la que quedarán muchas empresas y la consolidación que requerirán otras a mediano plazo como consecuencia de los cambios estructurales en la sociedad. Para Pepe Cerezo, “parece evidente que el mundo en su conjunto cambiará en muchos aspectos y que la digitalización ayudará a esta transformación. Se replantearán las organizaciones y los modelos de negocio. Ya podemos constatar que la pandemia está teniendo consecuencias inmediatas y, sin duda, habrá otras a medio y largo plazo más difíciles de prever”.


Sin embargo, el experto destaca que es posible visualizar a corto plazo un aumento en el tráfico digital, una reducción importante en los ingresos publicitarios, interrupciones en la entrega de productos impresos e impulso de nuevos productos digitales.


En el mediano y largo plazos, además de repensar los modelos establecidos, será necesario explorar e innovar para desarrollar otros nuevos. “Será una gran oportunidad para que los medios exploren, además de los modelos de suscripción, otras líneas de ingresos directos de los lectores, como la formación y los eventos online, el comercio electrónico, etc. La industria publicitaria, principalmente la programática, requerirá una revisión completa en la que tienen que participar todos los agentes de la cadena: anunciantes, agencias, medios y plataformas. Inevitablemente, como ha sucedido con otros sectores como el de la música o el audiovisual, tras la pandemia se producirá previsiblemente un gran número de operaciones empresariales, cierres, compra y adquisiciones, que modificarán el actual ecosistema informativo tanto a nivel nacional como internacional”.


Como indican las proyecciones de los expertos mencionados, el mundo luego de la pandemia puede llegar a ser diferente. Quizás estos análisis, junto a muchos otros que irán surgiendo con el tiempo, reafirmen poco a poco que la humanidad cambiará su forma de pensar y obrar. Es evidente que todos aprenderemos lecciones de la crisis y que esta representará un punto de inflexión decisivo para asegurarnos, como humanidad, un mejor futuro.


SUBSCRIBE TO OUR NEWS!

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco

+CTG - All rights reserved ® 2020    |    inscripciones@mascartagena.co    |    Cel. +57 314 479 2686

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco